Año 1469

Imprimir
Última actualización el Martes, 30 Agosto 2016
  • Acabada la guerra civil en Castilla y perdido con ello el apoyo del rey, la alianza de los nobles y la iglesia consigue derrotar a la Santa Irmandade: 3 ejércitos invaden Galicia, el 1º a las órdenes de Pedro Álvarez de Sotomayor, llamado Pedro Madruga, el 2º al mando de Alonso II de Fonseca y del conde de Benavente (Rodrigo Alonso Pimentel) (los 3 se han reunido para ello en Monçao) y el 3º dirigido por el conde de Lemos (Pedro Álvarez Osorio) y su yerno Pedro Pardo de Cela. El feroz Pedro Madruga, cuyo señorío linda con Portugal, donde se ha refugiado y casado y a cuyo rey ha pedido ayuda, que cuenta con 100 lanzas y 2.000 peones, muchos equipados con modernos arcabuces, vence a 4 ó 5.000 irmandiños en Castro de Framela (en Salvatierra de Miño; Pontevedra) (primavera) y se dirige contra la villa de Pontevedra, cuyos defensores al mando de Lope Pérez Mariño lo rechazan, por lo que marcha a Santiago (el punto convenido de reunión), cerca de la cual, en el monte de La Almáciga tiene lugar la batalla más importante en la que es derrotado el ejército irmandiño de Pedro Osorio, compuestos por 10.000 hombres (may), lo que obliga a Santiago de Compostela a abrir las puertas a su arzobispo (jul). Al conocer la derrota, Alonso de Lanzós, que defendía Pontedeume (La Coruña), decide entregarla, pero no lo hace al cruel señor de Andrade, sino al arzobispo Alonso de Fonseca y al retirarse con los restos de su ejército y antes de recibir los refuerzos de Diego de Lemos es derrotado en el Castro de Gundián (Lugo). Los últimos irmandiños son capturados en las ruinas de la torre de La Lanzada (munic. Sangenjo; Pontevedra). La victoria de los nobles da paso a una feroz represión y a la reconstrucción obligatoria de los castillos: Diego de Andrade, 7º señor de El Ferrol, Puentedeume y Villalba, reconstruye el castillo de Narahío, en San Sadurniño (La Coruña) y Pedro Álvarez Osorio manda reconstruir sus castillos destruidos, entre ellos el de Cornatel, en El Bierzo (León).
  • A pesar de los acuerdos entre Enrique IV y el rey de Portugal (30 abr), el gran manipulador de los asuntos castellanos que es Juan II de Aragón, organiza la boda de su hijo y heredero Fernando, rey de Sicilia, de 17 años, con Isabel de Castilla, hermana y heredera de Enrique IV (que no la autoriza), de 18 años, la cual recibe las villas de Elche y Crevillente (Alicante) y le impone sus condiciones en las Capitulaciones Matrimoniales de Cervera (5 mar), pero debe huir de su hermano el rey desde Ocaña (Toledo) (may), donde la custodiaba Juan Pacheco (usando la excusa de visitar la tumba de su hermano Alfonso, en Ávila) a Madrigal (Ávila) (jun) y luego a Valladolid (31 ago), desde donde pide ayuda a Fernando (set), quien, huyendo asimismo del marqués de Villena (Juan Pacheco) y del conde de Medinaceli (Luis de la Cerda y de la Vega), se refugia en el castillo de Osma (Soria) (6 oct) y llega a Valladolid disfrazado de mozo de mulas y con sólo cuatro acompañantes. Finalmente, Juan II logra convertirla en su nuera en el palacio de Juan de Vivero, en Valladolid (18 ó 19 oct), en cuya ceremonia el arzobispo Alonso Carrillo (principal consejero de Isabel) lee una bula falsificada de Pío II y fechada en 1464 para autorizar el matrimonio entre primos, ya que el papa Paulo II (30 ago 1464 – 26 jul 1471) no la concede.
  • Enrique IV también fracasa en su asedio a Trujillo (Cáceres), que se sigue negando a aceptar como señor a Álvaro de Zúñiga y Guzmán, miembro de su Consejo Real desde abril de 1468 y a cambio le dona el valle y villa de Árevalo (Ávila) (2 nov), que pertenecían a su propia madrastra y madre de la princesa Isabel y crea para él el título de duque de Arévalo (20 dic) (1469-75) “por la fidelidad demostrada hacia su padre” (probablemente en pago por haber cambiado de bando).
  • Creación del condado de Salvatierra de Tormes (Salamanca) para su señor, García Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo, conde de Alba.
  • Disturbios antijudíos en Valladolid.
  • Muere con 15 años Alfonso Téllez Girón, conde de Ureña y señor de Morón y otros muchos lugares que constituyen su mayorazgo y antes de ello otorga poder para testar en su nombre a su tío Juan Pacheco, marqués de Villena, quien se apodera de sus señoríos hasta 1477, aunque la herencia pertenece a su hermano más pequeño, Juan Téllez Girón, 2º conde de Ureña (1469-1528), porque el 2º hijo de Pedro Girón ya fue hecho por éste maestre de Calatrava y tiene suficientes rentas.
  • Enrique IV crea el condado de Oñate (Guipúzcoa) para su 13º señor, Íñigo Vélez de Guevara y Ayala (1469-1500).
  • Ataques a recaudadores judíos en Tolosa (Guipúzcoa).
  • Enrique IV convierte en capital de condado la hasta ahora ciudad realenga de Coria (Cáceres) y los dona a Gutierre de Cáceres y Solís (1469-72), hermano del maestre de Alcántara.
  • Con permiso del rey, el mariscal Alfón de Torres construye la casa fuerte de Carretona, cerca de Cáceres y en su municipio (1469-76).
  • Juan Pacheco, como maestre de Santiago, levanta el castillo de Los Santos de Maimona (Badajoz), a tan solo 5 km de Zafra, la capital del ducado de Feria, cuyo titular se sentirá atacado.
  • Pedro González de Mendoza, obispo de Sigüenza (Guadalajara), obtiene la fortaleza y villa amurallada de Maqueda (Toledo) y el derecho a la alcaidía mayor de Toledo, del noble castellano Álvar Gómez de Ciudad Real el Viejo, secretario y contador de los dos últimos reyes, a cambio de cederle la villa de Pioz y su iniciado castillo, los lugares de El Pozo y Los Yélamos y algunos otros enclaves de la Alcarria (todos en Guadalajara).
  • El arzobispo de Toledo, Alonso (o Alfonso) Carrillo de Acuña entrega los señoríos de Jadraque y Alcorlo (Guadalajara) a su pariente Pedro González de Mendoza, obispo de Sigüenza obsesionado con entroncar su linaje con el Cid, a cambio de Maqueda (Toledo) y otros pueblos y bienes.
  • Álvaro de Mendoza acepta negociar con Juan Pacheco una tregua hasta final de año en su lucha sobre la posesión de Requena (Valencia), proponiendo un reparto de las rentas de la aduana (la verdadera causa de la guerra) (1 jul), pero éste acuerda una concordia defensiva con las autoridades de la villa, presentándose como defensor de la Corona y comprometiéndose a tomar las fortalezas de Requena y Mira (6 jul).
  • Para recuperar su sede de Sevilla, de la que se niega a salir su sobrino a pesar de la bula papal (de 18 oct) (de aquí nace el dicho “El que se fue de Sevilla perdió su silla”), Alonso de Fonseca y Ulloa tiene que recurrir a la fuerza, con la intervención armada del duque de Medina-Sidonia (Enrique Pérez de Guzmán y Meneses) y de Beltrán de la Cueva, apoyado en la visita del rey a la ciudad para hacerse obedecer y volver a ser su arzobispo (1469-1507).
  • Juan II nombra conde de Ribagorça a su bastardo legitimado, Alfonso de Aragón y de Escobar (Alfonso VI de Ribagorça: 1469-85).
  • Juan II de Lorena entra en Catalunya con tropas francesas (primavera) y ocupa Girona (1 jun), la capital del principado que ostenta como heredero.
  • Las tropas catalanas destruyen el castillo d’Eramprunyà, en Gavà (Barcelona), que nunca será completamente reconstruido, ya que su señor, Jaume Marc IV i Ballester, barón d’Eramprunyà (1466-98) es partidario de Juan II.
  • Un incendio destruye el retablo de plata gótico del altar mayor de la catedral de Valencia (realizado entre 1367-91 y reemplazado por el actual de plata renacentista elaborado entre 1489-1507).
  • Los Abencerrajes se sublevan en Málaga y son duramente reprimidos por Abu-l-Hasan Ali (Muley Hacén).
Thursday the 27th. Design by QualityJoomlaTemplates.