Año 589

Imprimir
Última actualización el Miércoles, 16 Noviembre 2016
  • 2ª conjura arriana, gestada por el obispo de Toledo supuestamente converso Uldida (o Uldila), que es exiliado al N de África y la reina viuda Gosvinta, madrastra del rey, que muere poco después de ser perdonada, tal vez por suicidio.
  • III Concilio de Toledo (8 may): el rey Recaredo abjura oficialmente del arrianismo, junto con su esposa Bado (única reina visigoda que firmará las actas de un concilio, de origen plebeyo y madre del bastardo Liuva, se han casado poco antes de esta fecha para complacer a la Iglesia), los nobles y el clero godo y 72 obispos (7 de ellos representados, entre los cuales el metropolitano de la Tarraconense) empiezan duras sesiones, bajo la supervisión del obispo San Leandro y del abad San Eutropio (nombrado obispo de Valencia este año tras la muerte de sus dos titulares: 589-610?), motores espirituales de estas jornadas: creación o 1ª mención de las diócesis de Auca (hoy Oca; Burgos) (obispo Asterio: 589-97?), Pamplona (obispo Liliolo: 589-92), Segovia (obispo Pedro, aunque supuestamente hubo anteriores), Salamanca (obispo Eleuterio, pero se conocen anteriores), Sigüenza (Guadalajara) (obispo Protógenes: 589?-610?), Arcávica (munic. de Cañaveruelas; Cuenca, la Ercávica romana, predecesora de Santaver) (obispo Pedro), Segóbriga (Cuenca) (obispo Próculo), Valeria (Cuenca) (obispo Juan), Oretum (munic. Granátula de Calatrava; Ciudad Real) (589-693) (obispo Andonio), Mentesa (munic. Villanueva de la Fuente; Ciudad Real o munic. La Guardia de Jaén; Jaén) (obispo Juan, pero se conocen anteriores), Saetabis (hoy Xàtiva; Valencia) (obispo Mutto o Mauricio), Basti (hoy Baza; Granada) (obispo Teodoro), Caurium (hoy Coria; Cáceres) (obispo Jacinto) e Itálica (Sevilla) (obispo Eulalio; algunas fuentes la consideran operativa entre los siglos I-II y otras entre 350-715). Los siguientes obispos arrianos se convierten al catolicismo manteniendo sus sedes como sucesor del actual titular: Ugne, Ugno o Ugnas de Barcelona (580-99), Ubiligisclo de Valencia (coexistiendo con Celsino, que ya consta en 587), Froisclo o Froïscle de Tortosa (589-99), Sunila de Viseo (585-89), Gardingo de Tuy, Bechila o Becila de Lugo, Arvito o Argiovito de Oporto (585-610) y Murila o Maurila de Palencia (<586-607). Mientras que los arrianos aparentemente se convierten en masa, desapareciendo de la documentación, los judíos son muy presionados por las nuevas leyes, dictadas a partir de ahora por los obispos católicos. A cambio de la cesión de parte de su soberanía, el rey obtiene de la Iglesia el arma poderosa de excomunión contra sus enemigos, que será usada profusamente en los concilios sucesivos. Son castigados con no poder comulgar los que obliguen a las viudas o vírgenes a casarse (probablemente para dificultar a los usurpadores que intentan llegar al poder casándose con familiares del rey al que quieren deponer). En la versión del Credo que se obliga a recitar a los arrianos para su aceptación en el catolicismo se inserta por 1ª vez la cláusula “Filioque” (“…el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo…”), que algunos suponen se incorpora a la doctrina de la Iglesia Católica en este concilio y que es la única diferencia dogmática que separa a ésta de la Iglesia Ortodoxa, para la cual sólo “procede del Padre”.
  • Próculo, obispo de Segóbriga (Cuenca) (considerado por algunos el primer obispo de Segorbe; Castellón debido a la abusiva restauración del s. XII), evangeliza a las nuevas gentes procedentes de las invasiones bárbaras y establecidas en lo que hoy es El Toro (Castellón).
  • Artemi, arzobispo de Tarragona (589-99) (su nombramiento parece posterior al Concilio de Toledo, donde su predecesor estuvo representado por un arcediano).
  • Una inscripción bizantina hallada en Cartagena está fechada en el año 8º del emperador Mauricio (13 ago 582 – 27 nov 602), es decir, entre 13 ago 589 y 12 ago 590: en ella se indica que el patricio Comenciolo, maestro de la milicia Hispánica, ha construido la puerta de la ciudad, flanqueada con dos torres, el vestíbulo y dos pórticos.
  • 3ª conjura arriana: el obispo arriano de Narbona, Athaloc (o Ataloco), que ya había instigado la rebelión de 587 y los condes Granista y Wildigerno intentan deponer a Recaredo y piden ayuda a los francos, que aun siendo católicos de nuevo invaden la Septimania: Gontrán, rey de los burgundios, reúne 60.000 guerreros que al mando del duque Bosón se plantan en Carcassona (ciudad que acaba de tomar sin lucha su subordinado el duque Austrobaldo de Aquitania, con quien se irrita) a la espera de la respuesta de Toledo; Recaredo envía al duque Claudio, gobernador de Lusitania, donde ya ha sofocado la revuelta de Mérida, con sólo 300 hombres que en las orillas del Aude matan a 5.000 francos y capturan a 2.000 (según San Isidoro, gracias a la intervención divina, dado el supuesto escaso número de los atacantes), recuperando Carcassona. Al parecer ambos condes y el duque Austrobaldo mueren en la batalla y el obispo poco después, de muerte natural. Gontrán (Gunth Chramn, “cuervo de guerra” en la lengua de los francos) morirá el 28 ene 592 y de inmediato será declarado santo por la Iglesia Católica (San Gontrán).
  • Convocado por Recaredo, se celebra el Concilio de Narbona (1 nov), con asistencia de los 8 obispos de la provincia visigoda de Septimania (Carcassona, Elna, Magalona, Agde, Besiers, Lodeva y Nîmes, además del metropolitano, que es Migecio o Mégace): se intenta obligar a todos los presbíteros y diáconos a saber leer, así como extirpar los restos de paganismo y se castiga a todos los que trabajen en domingo. Los cánones señalan los 5 pueblos que habitan la provincia, que son, por orden de mayor a menor: visigodos, galorromanos, judíos, sirios y griegos (los dos últimos seguramente comerciantes).
  • La reina Brunegilda, de origen visigodo, funda 3 abadías reales en Autun (Borgoña): Saint-Martin (donde será enterrada a finales del 613), Saint-Andoche y Sainte-Marie de Saint-Jean-le-Grand, además del Hospicio.
Wednesday the 29th. Design by QualityJoomlaTemplates.