Año 939

Imprimir
Última actualización el Viernes, 03 Enero 2014
  • Un extraño fenómeno natural aparece en las crónicas: una llamarada del mar que quema lugares tan distantes como un barrio de Zamora, Carrión (Palencia), Castrojeriz, Briviesca, La Calzada, Pancorbo, Belorado (Burgos), el castillo de Buradón (Álava), etc.
  • Incursión de leoneses (gallegos en la terminología musulmana) en territorio andalusí, que son derrotados por Muhammad ibn Qasim ibn Tumlus, el cual elige a 100 entre los principales cautivos y los envía a Córdoba, siendo decapitados en la Almunia de la Noria (an-Na’ura), a las afueras de la capital (2 mar), en presencia del califa que se halla aquí descansando.
  • El eunuco Ibrahim ataca la ciudad rebelde de Santarém (Portugal) en nombre del califa.
  • Ramiro II, aliado con la reina regente Toda de Navarra (tal vez presente) y con el conde Fernán González de Castilla y el renegado Umayya ibn Ishaq al-Qurashi, vence a los musulmanes en la importante batalla doble de Simancas-Alhándega, lo que le permite establecer la frontera leonesa en el río Tormes y dos meses después repoblar Ledesma (Salamanca), Salamanca (ambas con leoneses) y Penna (hoy Peñaranda) en la Extremadura leonesa (asoladas en 994): el ejército musulmán (que a partir de ahora perderá la iniciativa) sale de Córdoba (29 jun) con el propio Abd al-Rahman III al frente en su 13ª y última campaña, se concentra en Toledo, donde se le unen a los Banu Dhi l-Nun, Fortun ibn Muhammad, señor de Huesca y los señores tuyibíes de la Frontera Superior y sale de esta ciudad a finales del mes de Ramadán para apoderarse de Zamora; un eclipse total de sol (19 jul) impresiona hondamente al califa y les hace romper el ayuno en fecha diferente al resto de los andalusíes, un mal augurio; cruza la frontera cristiana por el puerto de Tablada (hoy de Guadarrama; Madrid) y ataca varias poblaciones de politeístas (cristianos) en la Extremadura, como Villacastín (Segovia), Arévalo (Ávila), Coca (Segovia), Olmedo, Alcazarén, Íscar (1ª mención de este castillo, que destruye), aldeas junto al Cega, Mojados y Portillo (Valladolid), en cuyo castillo se instalan (ago). El emir de Zaragoza, Muhammad ibn Hasim at-Tuyibi (Abohahía en las fuentes cristianas), aliado teórico del leonés desde el 936, pero que ha pactado en 937 con el califa, se adelanta con un destacamento de caballería, cruza el Pisuerga y frente a Simancas (Valladolid) derrota a los cristianos, pero éstos se refugian en la ciudad donde derrotan al califa y capturan al emir de Zaragoza (que será llevado a León por dos años) (6-9 ago); el califa se retira hacia oriente siguiendo el Duero, por Mamba, Roa (destruye su castillo), Haza (devastada), Aranda de Duero (Burgos) (destruida), Maderuelo (Segovia), y es derrotado de nuevo en la emboscada del barranco de Alhándega (Al-Handaq: entre Caracena y Tarancueña; Soria), donde mueren numerosos musulmanes (entre ellos el esclavo Nadja, a quien el califa puso al frente del ejército con gran enojo de sus generales, así como los emires de Valencia y Mérida) y el propio califa es herido; los supervivientes huyen tras abandonar el botín (que incluye la cota de mallas de oro favorita del califa y su valioso Corán), cruzan la frontera por la vecina Campisábalos (Guadalajara) y de allí se dirigen a las plazas musulmanas de Atienza y Guadalajara. Al parecer el zanuní de Santaver (Cuenca) podría haber abandonado el combate por envidia de los eslavos, que gozan de importantes puestos de mando. De regreso a Córdoba el califa (que nunca más se pondrá al frente del ejército) manda crucificar a Fortun ibn Muhammad ibn Tawil, de los muladíes Banu Shabrit y gobernador de Huesca, que con la lengua cercenada por orden suya escupe al califa que lo contempla (no acierta) y éste ordena que sea alanceado (14 set) y para la Fiesta del Sacrificio realiza un alarde en el que manda crucificar y alancear a 10 nobles seleccionados en este momento entre los que considera traidores por haberle abandonado en la batalla.
  • Precepto del rey Luis de Ultramar a favor del Mº de Ripoll (Girona).
  • Sunyer I nombra a su primogénito Ermengol I, conde de Osona, separándolo así de sus estados (939-43) (aunque la tríada Barcelona-Girona-Osona es el patrimonio indisoluble del heredero, en ocasiones éste comenzará a gobernar uno de los condados antes de la muerte de su predecesor, siendo finalmente instituido para esta función el de Girona, hasta hoy).
  • 1ª mención del castillo de Marfà (munic. Castellcir; Vallès Oriental; Barcelona).
  • El califa delega todas las funciones militares en la Marca Superior a sus gobernadores, los Banu Tuyib.
  • Nace en Madrid Abu al-Mutarrif Abd al-Rahman ibn Abd Allah ibn Hammad, de los Banu Hammad, que será respetado como hombre virtuoso, devoto, casto y muy culto (formado con los mejores filólogos, jurisconsultos e historiadores).
  • Muhammad ibn Abd Allah ibn Abi Isa, cadí de Córdoba, viaja a la frontera oriental (ó 940).
  • Por razones desconocidas (pueden ser dinero o seguridad tras la derrota) Abd al-Rahman III nombra a Abd al-Malik ibn Shuhayd jefe de la policía superior, mazalim (supervisor de las injusticias) y dhu l-wizaratain (poseedor de los dos visiratos, lo que le eleva por encima del resto de visires) (939-42).
  • Llega a Córdoba el príncipe y general miknasí (nacido en Miknas az-Zaitun, Meknés de los Olivos o Mequinez; Marruecos) Hamid ibn Yasal para ofrecer sus servicios a Abd al-Rahman III, quien le envía al Magreb Central colmado de dinero.
Thursday the 30th. Design by QualityJoomlaTemplates.