Año 955

Imprimir
Última actualización el Jueves, 23 Marzo 2017
  • Rebelión de una parte de la nobleza gallega contra Ordoño III.
  • Rosendo, gobernador del valle del Limia nombrado por Ordoño III, funda el castillo de Castro Laboreiro (Portugal).
  • Ordoño III envía un gran ejército que saquea Lisboa.
  • El monasterio de Mezonzo es absorbido por el de Sobrado (ambos en La Coruña) y Pedro de Mezonzo, formado en aquél, donde dispuso de su amplia biblioteca de autores clásicos y Padres de la Iglesia, pasa a éste, donde ejercerá el cargo de notario y desde 965 el de abad.
  • Gonzalo Froila y su esposa Ilduara fundan el monasterio de Santa María de Xunqueira de Ambía (Orense), que será familiar hasta 1150 cuando se convierta en canónica agustiniana.
  • El cardenal romano Raimundo convierte a la iglesia de Husillos (Palencia) en colegiata de canónigos regulares de San Agustín y se guardan aquí las reliquias del recién fallecido (oct) papa Agapito II.
  • Expedición musulmana a Castilla, derrotada por el conde Fernán González en la 2ª batalla de San Esteban de Gormaz (Soria), donde cuenta con la ayuda de su yerno Ordoño III y reconquista esta plaza (955-63).
  • Embajada de Ordoño III a Córdoba para acordar la paz con Abd al-Rahman III, muy predispuesto por las derrotas que le acaba de infligir.
  • Elección del abad Quint de Lavaix (Alta Ribagorça; Lleida) (955-60), un hombre culto que era capellán en la corte Ribagorzana.
  • Muere la condesa Riquilda, madre del conde Borrell II de Barcelona-Urgell.
  • 1ª mención de Sallent de Llobregat (Bages; Barcelona), cuyo nombre deriva del salto o sallente del río en medio del pueblo.
  • 1ª mención del castillo de Fontanet o de Piera (Anoia; Barcelona) y del lugar de Freixe (munic. Piera), que pertenece a su término.
  • Abd al-Rahman III concede la categoría de medina (ciudad) al núcleo portuario de Almería y manda construir la alcazaba (la mayor fortificación musulmana de la Península), la mezquita mayor y las fortificaciones del espacio urbano entre la alcazaba y la orilla del mar, y traslada a esta ciudad la capital de la cora (provincia) de Pechina, pero poco después se produce el ataque de un gran barco mercante andalusí, que arrumbaba a este puerto procedente de Alejandría, a un navío del gobernador musulmán de Sicilia, que se dirigía a Al-Mahdiyya (Tunicia) y llevaba un mensajero portador de despachos para el 4º califa fatimí Al-Muizz (19 mar 953 – 21 dic 975), quien reacciona ordenando a su representante en Sicilia Al-Hasan ibn Ali (Abu l-Qasim al-Hasan ibn Ali, emir de la isla (948-64), que ha fundado la dinastía kalbí (948-1053), pero bajo vasallaje fatimí) dirigirse a Al-Andalus con su flota: los sicilianos atacan y destruyen el puerto de Almería, quemando las naves y desembarcan en la ciudad, entregándose a la matanza y al saqueo. Tras este ataque (el 1º y único directo del califa fatimí al territorio de su rival) Abd al-Rahman III envía una embajada a Constantinopla con objeto de aliarse con el emperador Constantino VII Porfirogéneta contra el califa fatimí, pero el bizantino preferirá mantener el armisticio que tiene con éste y seguir pagándole tributo para que no ataque sus posesiones en el sur de Italia.
  • Temiendo una invasión fatimí a gran escala, Abd al-Rahman III procede a reformar la administración con la creación de 4 departamentos, dirigidos cada uno por un visir distinto y dedicados a 1) la correspondencia dentro de la administración del estado, 2) la correspondencia con las regiones fronterizas, 3) la transmisión de órdenes y decretos y 4) la supervisión de las quejas y los asuntos de los gobernados.
  • El visir Isa ibn Futais es el encargado en Medina az-Zahara de recibir las misivas de la Frontera Superior, ya totalmente controlada por el califa.
  • El emir idrisí Abu-l-Aysh Ahmad ibn al-Kasim Gannun, derrotado por las tropas de Abd al-Rahman III, se niega a entregarle Tánger y es asediado en esta ciudad por fuerzas cordobesas, que se apoderan de la mayor parte de su reino, por lo que abdica en su hermano Hasan II ibn al-Kasim Gannun (o Hasan ibn Qannun) (955-74), que sólo dominará la región de Al-Basra y Arzila.
  • El idrisí Ahmad ibn Abi Bakr az-Zanati, gobernador fatimí de Fez (Marruecos), ordena que se maldiga a los imanes chiíes en los púlpitos de las mezquitas y que se reconozca la autoridad del califa omeya y Abd al-Rahman III le envía una gran suma de dinero (el quinto del botín obtenido en las campañas contra los cristianos), con el que Az-Zanati, ahora su gobernador en Fez, hace ampliar la sala de oraciones de la mezquita del barrio qayrawiyyin y levantar en ella una réplica del alminar que este califa construyera en la mezquita de Córdoba (los alminares son anatema para los chiíes).
  • Tropas enviadas por Abd al-Rahman III conquistan Tlemecén (Argelia), expulsado al maghrawa profatimí Muhammad ibn Khazar al-Zanati, que la había conquistado a los idrisíes en 931 para los fatimíes y ocupado en 944/5, el cual la recuperará tras la contraofensiva fatimí del 958.
  • Abd al-Rahman III precisa de un embajador especial para arreglar la animadversión surgida con el rey Otón I a raíz de las embajadas del 950 y 953/4, pero no encuentra voluntarios hasta que se presenta el mozárabe Recemundo, llamado por los árabes Rabia ibn Zayd (Rabí Ben Zaid), quien solicita a cambio un obispado y el califa, que ha heredado de los reyes visigodos el privilegio de nombrar obispos, lo nombra para la sede de Ilíberis (hoy desaparecida; Granada) y realiza un exitoso viaje a la corte de Frankfurt, donde obtiene la sustitución de la carta del 953 por otra que no injuria al Profeta.
Friday the 24th. Design by QualityJoomlaTemplates.